lunes, 24 de enero de 2011

El Rey Rata, de las Tortugas Ninja. Véalo solo aquí en High Definition

Aun con ratas encima, no dejo de posar como modelo de CK.

Si hacen memoria, es posible que recuerden a este personaje de la serie ochentera de las Tortugas Ninja: el Rey Rata o Rat King. Era una suerte de, ¿como decirlo?, villano en la serie, aunque muchas veces ayudaba a las tortugas en su lucha contra Destructor y Krang; en otras ocasiones era malo, malísimo. Podría decirse que, como Harvey Dent, el rey Rata es un héroe trágico. Es una suerte de vagabundo que vive en las cloacas de Nueva York (casi vecino de las tortugas) y, cual Flautista de Hamelin, controla y dirige a hordas de ratas como medio de ataque y defensa.

Con armas y accesorios, por delante y por detrás.

Sin armas ni accesorios, por delante y por detrás.

La figura en cuestión es, cómo no, de Playmates y data de 1989: de la segunda tanda de la primer oleada de figuras. Siempre quise tener esta figura: recuerdo que la veía, toda hermosa, en su caja colgada detrás de un escaparte ilunimado, junto a otras figuras empaquetadas, brillantes e inaccesibles para mí (en ese tiempo no me atrevía a pedirle a mi padre que me las comprara, pues creía que éramos pobres). Si mal no recuerdo, el local se llamaba Almacenes El Globo y quedaba en la calle Venezuela, en el centro histórico de Quito. ¿Y cómo es que la tengo ahora? Ebay es lo máximo.

Rey Rata en la serie de TV.

Como se aprecia en las fotografía, la figura de Playmates está llena de detalles, más aun que los que tenía en la serie de TV, lo que constituye uno de los puntos fuertes de Playmates: nunca se conformaron con traspasar el dibujo al muñeco, sino que fueron más allá y los mejoraron. Si se fija en la foto anterior, el Rey Rata de la serie es muy limpio para ser un hombre que vive en las alcantarillas y convive con ratas. Playmates corrigió eso a través de múltiples detalles.

Una rata en el hombro y otra en la espalda (sin pintar, lástima).

Un hueso misterioso en su brazo izquierdo.

Arañas suben por la pierna derecha. Se puede distinguir la textura de su andrajosa ropa.

Para empezar, el rostro de la figura es feo, pero feo en el sentido ésa-es-la-cara-de-alguien-que-vive-en-las-cloacas y no de la clase qué-fea-cara-creo-que-está-mal-esculpido. Tiene múltiples insectos y roedores alrededor del cuerpo que sí están pintados (se sorprenderían al saber cuántos fabricantes, para ahorrar costos, dejan los detalles pequeños sin pintar). Viste ropa andrajosa, remendada, como digno hijo de la noche y la pobreza.

Calvicie forzada, dientes chuecos, contornos desfigurados.
Y para rematar, un insecto se sube por la frente.


Una gran rata baja por su pierna izquierda.

Uno de los mejores detalles: la rata en el brazo derecho. Ojo con los remiendos de la ropa.

Este fue uno de mis regalos de Navidad 2010 (el otro fue el Dr. Hugo Strange). Cuando lo tuve por primera vez en mis manos (lo que cerró un capítulo inconcluso de mi infancia), noté que era la única figura de las tortugas de Playmates (al menos de las que yo tengo, de seguro hay otras) que tiene articulación en la cintura. Me alegró y agradecí el detalle, pero un análisis más subjetivo me reveló que ¡el Rey Rata tiene menos puntos de articulación que otras figuras! Todas, por lo general, tienen un promedio de siete, Rey Rata tiene seis: no mueve codos ni muñecas (por las ratas), pero compensa con la cintura.

Un gancho conforma de dos ratas (ojo a los peinados mohicanos) para trepar.
Al final de las colas hay un agujero para poner una soga o piola.

Un arco para disparar flechas-rata. La rata blanca se desprende, pero no se lanza.

Un gato aplastado en la carretera a modo de hebilla.

El cinturón tiene muchos detalles: trampas para ratón, queso, cuchillos, etc.

Viene con tres accesorios: un gancho, un arco y un cinturón, todos siguen el esquema "ratesco" del personaje. Como ya dije, lo compré en Ebay a un precio bastante razonable (aun con el cargo del shipping), sobre todo porque está en buen estado (he visto figuras dañadas que se venden más caro) y, además, porque el vendedor tuvo el buen detalle de enviarme el típico retrato que salía en la parte trasera de la caja, que contiene los datos vitales, como se ve a continuación.

Clip and collect.

Esta foto bien podría servir de wallpaper.

Las fotografías, que tan bien recrean los detalles del Rey Rata, fueron tomadas por Jaime Villacís, quien ya ha fotografiado a otras figuras de Nixon Atómico y que, por cierto, ya debería subir a mi casa a hacer otras fotografías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...