miércoles, 7 de septiembre de 2011

Iron Man, antes de Robert Downey Jr.

 

Cuando era niño, como empiezan casi todas las historias en Nixon Atómico, mi primo me regaló un Iron Man muy bonito, cuyo casco se sacaba para descubrir el bigotudo rostro de Tony Stark. Cierto día fuimos a jugar al parque La Carolina: llevamos patines y muñecos en una misma maleta. Una vez en el parque descubrimos que aquella fue una pésima combinación: en el ajetreo del viaje, los patines habían decapitado a Iron Man. Aquel muñeco se parecía mucho al objeto de estudio de esta entrada.


 De frente.

 Por detrás.

Con el tiempo, aquel Iron Man se perdió en mi memoria hasta que, después del estreno de la película en live action en 2008, las figuras de acción de Hasbro abarrotaron las jugueterías. Obviamente, se trataba de un Iron Man modernizado; las figuras que se sacaban el casco tenían la cara de Robert Downey Jr.


 Robert Downey Jr.

Desde 2008, al menos en lo que se refiere a figuras de acción, Downey Jr. es el rostro del héroe de Marvel. Atrás quedaron los días del mostacho alcohólico de Stark y del reactor en el pecho que no era más que un círculo amarillo. Sin embargo, al ver las nuevas figuras de Hasbro, mi Iron Man, decapitado cuando niño y que con el tiempo se perdió (tal vez mi primo me pidió que se lo regresara), reapareció en mi mente y lo quise de vuelta.
 
 Casco extraíble.

 Casco, armadura. Ojo con la pieza que falta en la pierna izquierda.


Por eso me emocioné cuando hace un par de semanas, en una tienda de coleccionables de San José, encontré un Iron Man de los antiguos, que si bien no es el que tenía en la infancia, se le parece mucho, muchísimo (me parece que el de mi infancia era más delgado), incluso se puede sacar el casco para revelar el rostro de Stark con el bigote retro. Estaba a solo 5.000 colones (10 dólares) de aquellos felices años de mi infancia. Desembolsé el dinero y me fui con mi nuevo-ya-usado Iron Man.  


 ¿Tony Stark o don Diego de la Vega? Usted decide.

 Extraño atuendo sin la armadura del pecho.

Este Iron Man es de Toy Biz y data de 1991, es decir, unos buenos 20 años median de su fabricación. Mide alrededor de 11 centrímetros, tiene siete puntos de articulación y, como ya sospecharán, se saca el casco, además de la armadura del pecho y la de una pierna (en la pierna había dos armaduras, pero solo tenía una al momento de comprar).  Es comprensible que se saque el casco, pero francamente no le encuentro función a sacar la armadura del pecho, pues se ve algo ridículo, a menos que la figura viniera con una especie de traje para adaptar a su cuerpo, cosa que lo dudo por lo intrincado de su fisonomía.


Si proponérmeto, conseguí una figura similar a la que tuve en mi infancia. Esa exacta sensación es uno de los detalles que completan la existencia y le dan sentido. Ojalá puedan entenderme, apuesto a que les ha pasado lo mismo con olores, personas, libros, encuentros, frases...

1 comentario:

  1. pues la verdad me llama mucho la atención esa figura ,esta muy bonita que bueno que ayas recuperado tu infancia ,el muñeco se me parece a uno que yo tengo ,pero no se le ve el pecho humano sino los circuitos de el interior del traje .







    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...