jueves, 26 de mayo de 2011

Simpáticas figuiritas de DC Comics que circulan con cierto periódico que prefiero no mencionar

Los héroes de DC que han circulado hasta hoy
(clic en las fotografías para verlas en mejor resolución).

En un periódico fascista, de cuyo nombre no quiero acordarme, en el que tuve el gusto/desgrado de trabajar durante tres años de mi corta vida, está sacando una serie de figuritas de DC Comics todos los viernes, a 5,50 dólares. Ya han pasado cinco viernes desde que inició la promoción, así que ya pueden hacer cuentas de cuántas figuras tengo. Son 15 estatuillas en total con lo más representativo del mundo de Detective Comics. Y yo que me había jurado jamás volver a comprar ese periódico. En fin, ya tocó.

Batman: la primera figura de la colección.

Las figuras son de poliresina y pintadas a mano. Cada estatuilla viene con un folleto de 16 páginas que relata la génesis, enemigos, historias representativas, etc., del héroe o villano en cuestión, pero que, por un grave error, no menciona a los creadores ni los guionistas, dibujantes ni coloristas que les ayudaron a alcanzar la fama que hoy tienen. Lamentable. La base de cada figura tiene un código que la acredita como original (gran cosa).

Certíficado de autenticidad (!).

La poliresina no es el material más idóneo para fabricar estatuillas, sino fíjense en la siguiente Gatúbela y traten de encontrar el punto de unión patrocinado por Super Bonder: así es, no duró nada, se cayó y se decapitó. Por suerte no se nota. Si en realidad se quisiera sacar una colección de figuritas, creo que el material utilizado debería ser el metal, como el del Victor von Doom que aparece a continuación.

Se ven muy similares, ¿verdad? No se dejen engañar: Dr. Doom es muy pesado, mucho muy pesado si se lo compara con cualquiera de estas figuras de poliresina, de hecho, podría utilizárselo como pisapapeles (incluso este pequeño Napoleón es más pesado). Doom también fue pintado a mano y el trabajo es mejor: si se fijan bien, el pintado de estas figuras de DC, por decirlo de alguna forma, se sale de la línea en muchas ocaciones, pero bueno, no se puede pedir mucho por 5,50 dólares, sobre todo si se tiene en cuenta que Victor von Doom costó cerca de 12 euros: pocos comprarían las figuras a un precio así en esta ciudad, más aún cuando el objetivo de periódico (como de todos los periódicos) es vender, vender y vender.

Nótense las fallas de color entre el cinturón y el calzón de Batman.
Y eso que no han visto como el amarillo de las botas de Flash se riega en el stand.


El pintor dejó una gota de pintura en el punta del kryptopene de Superman.
Gran detalle, muchas gracias por el profesionalismo.

Parecería que odio esta figuras, pero no es así. Simplemente las analizo como todo buen coleccionista debe hacerlo (nota mental: comprar una lupa). Capaz hay algo de cizaña, de seguro se debe a mi desprecio hacia los medios de comunicación que se jactan de independientes y no lo son, como pude comprobarlo. Subjetivismos aparte, las figuras son bastante simpáticas, o sea, son bastante simpáticas para costar 5,50 a la semana, que es más bien poco. Las recomiendo, en serio. Faltan diez figuras por circular, entre ellas la que más deseo: la de Lex Luthor con su traje volador. (La última queja: sin contar con Batman, son cinco figuras las que aparecerán del mundo del Caballero Oscuro. Habría sido mejor que quitaran un par y hubieran incluido a Brainiac y Detective Marciano.) Aquí las simpáticas figuras que han circulado hasta el momento.

Gatúbela (Catwoman), gracias a Dios en un de sus mejores trajes.

Kal-El, también conocido como Superman.

Flash (haciéndose pasar por creación de Alex Ross).

Pingüino.

La próxima semana aparecerá la siguiente figurita aquí, en Nixon Atómico, para que ustedes juzguen. Creo que circulará Capitán Frío, el enemigo de Flash. Les recomiendo coleccionarlas.

miércoles, 25 de mayo de 2011

El zombi del helipuerto, de Dawn of the Dead

Braaains!

En vista de que Nixon Atómico, últimamente, ha publicado demasiado sobre sus figuras de DC, Marvel y las Tortugas Ninja de Playmates, creo que es hora de dar un respiro admirando una figura fuera de esos mundos y qué mejor que una salida de una película clásica, la segunda de George A. Romero, Dawn of the Dead, de 1978, la seudo secuela de Night of the Living Dead de 1968 (esta película me gusta más). He aquí el tráiler y el póster:



Cuando no haya más espacio en el infierno,
los muertos caminarán en la Tierra.

La figura en cuestión es el zombi que sale, si mal no recuerdo (pues vi hace muchos años la película), en un helipuerto, cuando los "héroes" están repostando. Asustaba, pero lo mataban enseguida. Su figura es bastante icónica, pues, si se fijan bien, es el zombi que aparece en el póster.

Fotograma de la película.

La figura por delante.

La figura conserva la estética mayoritaria que tenían los zombis del filme, es decir, personas maquilladas de azul, de hecho, este zombi es uno de los más producidos, de los que más tenían maquillaje, como ejemplifica su rostro. Basta ver cómo es el zombi Hare Krishna para entender cómo era la mayoría de las criaturas de Romero: entes sin cerebro, azulados, arrastrando productos y bolsas de compras en un centro comercial. ¡Dios mío, esto suena tan actual!

Detalles del rostro. Atención al ojo chorreándose.

Por detrás.

Según Neca, la casa fabricante de la figura, se llama Plaid Shirt Zombie y pertenece a la serie Cult Classics de Neca, específicamente la serie 4 que se completaba con Chucky, Sebastian Haff (figura que siempre me ha sido esquiva y que pertenece a esa genial película llamada Bubba-Ho-Tep) Y Shaun de Shaun of the Dead (cuya figura de acción, en excelentes fotografías, puede observarse aquí en Nixon Atómico). Este zombi de Dawn of the Dead no es el único que Neca ha producido en sus filas: la serie 3 tuvo a Flyboy y la serie 6 al extraño zombi Hare Krishna.

El stand. Nótense los detalles. Hay cerebros por ahí.

El tronco pudriéndose.

El zombi mide unos 17 cm de altura y tiene seis puntos de articulación: no son muchos dado que es una figura hecha para posar y adornar, por lo que cumple bien con su objetivo. La camisa está hecha de un plástico similar al hule, lo que le da una consistencia más "propia" de un pedazo de ropa que ondea al viento, de hecho, se puede levantar un poco los girones y ver el tronco pudriéndose.

Ggrrrr!

Lo conseguí hace un par de años en un local de DVD, juguetes, merchandising, etc., que lo tenía en oferta (apuesto a que ellos lo compraron en otro local y lo revendieron, bajaron el precio al ver que no se vendía). Costó, si mal no recuerdo, 20 dólares, tal vez menos. Me daba pena verlo expuesto en la vitrina que daba a la calle, bajo la inclemencia del sol de la mitad del mundo. De seguro no pasaría mucho tiempo para que empezara a perder su color original y la caja se quemara (así de horrible es el sol de la mitad del mundo). Por eso, y por el gusto que le tengo a Romero, lo compré. Amén.

lunes, 23 de mayo de 2011

Arcángel, de los X-Men

Nótese al Sol haciendo de halo para este ángel.

Esta es la más reciente adición de Nixon Atómico (quien promete postear más seguido dado el clamor popular). Se trata de Arcángel o Archangel o Ángel o Angel o Warren Worthington III. Como ya lo saben, pertenece al mundo de los X-Men, de hecho fue uno de los cinco estudiantes originales de Charles Xavier y apareció en el primerísimo primer número de 1963, The Uncanny X-Men #1, por lo que es una creación 100% propia de Stan Lee y Jack Kirby.

La figura en cuestión vista por delante.

Portada del primer número de X-Men (1963).
Nótese a Arcángel apuntando con una bazuca. Qué angelical.


Esta figura data de 1997 y es de la desaparecida compañía Toy Biz (más bien absorbida por Hasbro). Dado el tamaño (mide algo más de 14 cm sin contar las alas) y las articulaciones, pertenece a una época anterior a las series de Marvel Legends que aparecieron, si no me equivoco, en 2002; es decir, las figuras de acción que aparecieron a finales de los 90, junto con la serie Spiderman Classics, dieron pie a la exitosa y ya mencionada Legends.

Nótense los pliegues del traje en la zona del pecho.

Así es cómo Warren Worthington escondía las alas en el primer número.

El traje amarillo y azul de Arcángel remonta al primer traje que usaron los X-Men, en el primer cómic, y que se va a utilizar (con variaciones) en X-Men: First Class, que se estrena en junio. No podría decirse que es el Arcángel de ese primer cómic, tampoco puede afirmarse que se trata del traje que usa en First Class, la saga de cómics de 2006. Se trata de un híbrido, por decirlo de alguna manera, que recuerda al primer e inocentón Arcángel.

Nótense las cejas rubias bajo la máscara.

Portada de First Class de 2006.

Arcángel tiene 19 puntos de articulación, lo que es bastante para una figura de finales de los 90 y que es uno de los factores cruciales de la serie Marvel Legends. Tiene varios detalles que se agradecen: la cabeza no solo se mueve hacia los lados, sino también de arriba hacia abajo, lo que le permite posar mejor para volar; las alas pueden sacarse y tienen alturas regulables. Es muy difícil pararla cuando está con la alas, pues pesan mucho para la pobre figura. Además, el "esqueleto" de las alas tienen detalles (rasgados y agujeros) que las hacen parecen, bueno, hechas de hueso.

Alas desprendibles.

Listo para volar.

Lo compré en una feria de cómics y figuras de acción que hubo este fin de semana en Quito, celebrada modestamente en una casa por el norte de la ciudad. Había muchas más figuras de mi interés, pero la falta de dinero me cohibió. Costó 25 dólares. Estaba fuera de la caja y, según el hombre que me la vendió, no tenía accesorios. Busqué en Internet sobre ella y no encontré nada. Al parecer es un Arcángel raro que ahora va a adornar mi estantería de la sala, junto con otras figuras de Marvel: planeo colgarlo con hilo plástico para que parezca que vuela sobre Doc Ock y Charles Xavier.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...