martes, 30 de agosto de 2011

Mike, surfista de alcantarilla

Ah, Tamarindo, Costa Rica.

Esta es una de las Tortugas Ninja que siempre quise: Mike, the sewer surfer. Un amigo de la escuela la tenía. Ahora, más de 15 años después, logré encontrarla en una tienda en San José, Costa Rica, a propósito de las vacaciones de agosto. Costó 5000 colones, es decir, 10 dólares. Es de segunda mano, pero está casi en perfectas condiciones: solo le falta el cinturón y un logo amarillo en medio del pecho. Tiene los siete puntos de articulación clásicos de Playmates.

La cinta anaranjada está bajo los lentes de sol.

Es una especie de Miguelángel surfista que surfea en las alcantarillas (guácala). Sin contar el cinturón, tengo todos los accesorios: la tabla de surf, un cangrejo que se puede colorar en su pie o en la tabla, y una estella de mar que se coloca en la tabla, como se puede apreciar en la primera fotografía. Lo que siempre me gustó de esta figura son los detalles playeros en su cuerpo, que se pueden apreciar a continuación:

Un tiburón bebé en el brazo izquierdo. Un reloj en la muñeca.

Un cangrejo en el muslo. Unas pequeñas rocas marinas sobre el abdomen.

Algas a modo de bufanda. En el centro del pecho es donde falta el sello.

Cangrejo, tiburón y algas adornan el brazo derecho.

El cierre del traje de surfista es uan gran detalle.
Ojo a los caracoles, las algas y la estrella de mar.

Un pulpo pequeño sobre la aleta izquierda.

Una anguila sobre el muslo izquierdo.

Por cierto, casi me olvido: si bien no es una figura de acción, en mi colección tengo un rompecabezas de las Tortugas, hecho por Playamtes en 1991, en el que aparece este surfista enfrentándose a Triceratón.


viernes, 12 de agosto de 2011

Slag: misterioso monstruo magma


Adivina quién está de visita.

Estaba caminando por la ciudad cuando decidí entrar en un centro comercial. Ingresé a un local de rock para curiosear entre los acetatos y me encontré con algo mejor: se vendían figuras de acción vintage (hay que ver cómo están proliferando las figuras de acción vintage en las vitrinas de la capital, para suerte mía). Me llamó la atención un cazafantasmas, Man-O-Faces de He-Man y el gran monstruo rojo que es motivo de esta entrada de Nixon Atómico.

Vista delantera.

Actitud Playmates.

Casi fue amor a primera vista, apesar de que estuvimos separados, en primera instancia, por el precio. Pedían 15 dólares. Después de un plática con el dependiente me lo dejó en 14. No fue una gran rebaja, pero algo es algo. La verdad es que lo habría comprado aunque no hubiera subido el precio. En fin. Como no tenía ni idea de dónde salía este misterioso monstruo de magma, se lo pregunté al depenediente y él me dijo que pertenecía a Spawn. Le creí, hasta que analicé con más detenimiento la figura: en la base del pie se podía leer "Playmates Toys". Entonces comprendí que el tipo no sabía de lo que hablaba: MacFarlane es el productor oficial de las figuras de Spawn, sería imposible ver al héroe enmascarado en otro fabricante. Le hice caer en cuenta de su error y no le importó. Me fui.

Ojos rocosos y perdidos.

Musculatura tectónica.

Una vez en casa, me dediqué a investigar en Internet sobre la identidad del monstruo, que no fue una tarea fácil. Algunos foros ponían fotos de él y preguntaban quién era, sin resultados alentadores. De alguna forma y después de algún tiempo, llegué a la respuesta: su nombre es Slag y pertenece a un cómic llamado Wildcats, creado por el talentosísimo Jim Lee, que además contó con serie de TV en los noventa. Jim Lee + Playmates = dupleta ganadora. Como no estaba familiarizado con Wildcats, me dediqué a investigar. Encontré la caja en la que viene la figura, el intro de la serie, que aparecen a continuación, por si acaso alguien los reconozca.

Así debió verse algún día, cuando nueva.


Intro de la serie de TV. ¿Alguien la recuerda?

Esta figura data de 1995. Al parecer en su versión original venía con dos accesorios (una roca y un mazo) y una tarjeta coleccionable. Tiene ocho puntos de articulación (cabeza, brazos, muñecas, piernas y cintura) y mide cerca de 13 centrímetros de altura. Su pies planos lo mantienen estable sobre el piso y es moderadamente "posable", incluso tiene carisma.

¿Me das una moneda?

La figura es fantástica, me encanta: es una suerte de monstruo hecho de lava, magma, músculos rocosos, rocas, valles, piedras, volcanes, depresiones... toda una aberración geológica, imposible de tocar porque siempre está ardiendo a mil grados centígrados. Genial. Lo que más me gusta es la parte trasera: una serie de diez volcanes que sobresalen como protuberancias explosivas a lo largo de toda la espalda. Más genial aun.

Volcanes en la espalda. Genial.

Diez volcanes, en pares, por toda la espalda. Buena idea, Lee.

Bueno, ahora Nixon Atómico se va de vacaciones a Costa Rica durante dos semanas: ahí buscará nuevas figuras de acción y las comprará en colones. Ya he visto por Internet algunas muy buenas que me han gustado desde hace mucho y muy pronto aparecerán aquí. Ah, el Caribe... Stay tuned.

lunes, 8 de agosto de 2011

Red Skull: a propósito de la película Capitán América: El primer Vengador

Johann Schmidt, alias Red Skull.

Siempre me gustaron los villanos. Aunque siempre me gustaron también lo héroes. Cada cual tiene lo suyo, pero tal vez los villanos se roban más mi atención (como suele suceder, sobre todo, en las películas basadas en cómics). Siempre me gustó Red Skull, siempre ha estado entre mis villanos favoritos del mundo Marvel, y siempre quise una figura de acción de él (precisamente la de Marvel Legends, series 5), pero siempre me fue esquiva. Así que tuve que conformarme con esta figura de Red Skull que ya se vende en las jugueterías, a propósito del reciente estreno de Capitán América: El primer Vengador (Captain America: The First Avenger).

Según el cómic (uno de tantos).

Según la película.

Como se puede sospechar, este Red Skull está basado en el Red Skull de la película, interpretado por Hugo Weaving; pertenece a la casa Hasbro: es parte de su brillante colección de figuras de 3.75'' (algo menos de 10 centímetros de altura y un poco menos que la altura de las figuras de Marvel Universe, de las que toma su tecnología G. I. Joe). Es una figura muy pequeñita, se ve tan desprotegida que provoca darle cariño, de lo contrario empezará a llorar.

Qué genial me veo con esta sombra.

Por detrás (me caigo un poco de lado).

La caja, cuando recién comprado, por delante y por detrás.

Técnicamente, esta no es una figura de acción: es un muñeco encaminado a satisfacer las necesidades de los niños tras salir del cine. Sin embargo, como con las figuras de Marvel Universe, es bastante bonita, tiene un nivel decente de esculpido (según la RAE, no existe esta palabra) y queda muy bien junto al resto de figuras de Marvel de mi colección. Tiene 16 puntos de articulación, que es bastante para una figura tan pequeña, pero, bueno, ya sabemos que esa es una de las especialidades de Hasbro. Dicho sea de paso, las articulaciones son muy duras, da miedo moverlas a riesgo de que se rompan; no sé si se trata de mi figura o de todos los Red Skull.

Uniforme: eso negro que está en el bolsillo derecho,
¿es una medalla o se corrió la pintura?


Botas para aplastar cráneos americanos.

El traje de HYDRA es simpático, remite enseguida a la vestimenta nazi, aunque no me habría molestado verlo ataviado con su abrigo negro de cuero, que me parece más impresionante. Viene con tres accesorios: el cubo asgardiano, que es incapaz de quedarse en su mano; una pistola basada en las Walter que usaban los nazis (que, en este caso, dispara rayos asgardianos), que no es tan fácil de ponerla en su mano; y un lanzacohetes que lanza un rayo de energía asgardiano: de hecho, este es el pequeño lanzacohetes es el más efectivo que he encontrado en mi vida: a pesar de su tamaño, lanza el proyectil muy lejos y bastante fuerte; lástima que no pueda ajustárselo en las manos. Creo que Hasbro podría aprender mucho de estas líneas.

Tres accesorios. Lo celeste es el cubo asgardiano.

Como ya mencioné, siempre quise un Red Skull y tengo que conformarme con este hasta que pueda conseguir el de Marvel Legends (la única opción es ebay) o esperar para el próximo año y (con mucho dinero entre manos) comprar (si está diponible por estas regiones de Sudamérica) todas las figuras de la wave 2 de la renovada línea Marvel Legends: cada una traerá una pieza para armar una figura extra, en este caso: Armin Zola, el pequeñito científico escondido tras espejuelos redondos que ayuda a Red Skull a catalizar el cubo mágico, que sale en la película. La figura armable se presentó en el pasado Comic Con de San Diego ¡y es hermosa! ¿Por qué me gusta? ¡Pues trae una variante para cambiar el rostro de Zola por el Red Skull!

Dos gotas de agua: la figura armable saldrá el próximo año;
el pecho, donde aparece Zola, se podrá cambiar por
el rostro de Red Skull. ¡Cuán genial es eso!


Bueno, mientras eso sucede (y reuno el dinero), me conformo con esta figurita de Red Skull (por cierto, la fotografía de la figura de Armin Zola es de Action Figure Pictures, muy buena página). Por lo pronto, otra figura ha llamado mi atención, esta me será entregada a inicios de septiembre, si mi amigo me la compra como se lo indiqué, durante su viaje por Nueva York. No habrá problema: es de confianza. La reseña aparecerá pronto.

Para los que que quieran saber más sobre el origen de Red Skull:



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...