viernes, 10 de enero de 2014

Fuck Yeah! Figura de acción de Heisenberg de Breaking Bad


 I AM THE DANGER!

Admito que soy uno de los millones de adictos a Breaking Bad y como muchos de ellos considero que es una serie casi perfecta, a prueba de fallas, de lo mejor que nos ha regalado la televisión en años, en una época de sitcoms sin sentido. Breaking Bad forma parte de mi santísima trinidad televisiva, junto con Six Feet Under y Los Expedientes X (aquí las figuras de Mulder y Scully); recomiendo estas series a quienes deseen ver algo de calidad (aunque Los Expedientes X cojean las dos últimas temporadas, pero aguantan).

Bryan Cranston como Heisenberg. Sí se parecen.


Un vistazo al Heisenberg de la caja.

Precisamente descubrí esta serie hace varios años ya, motivado por mi fanatismo a Los Expedientes X, y todo lo cuento en esta entrada de Mil Machetes. La serie me estaba encantando, pero confirmé que estaba ante un producto potente y ante un actor soberbio (había visto a Cranston antes en Seindfeld, Los Expedientes X y Malcolm) cuando vi la muerte simbólica de Walter White, al final del episodio 11 de la cuarta temporada ("Crawl Space"), cuando a Walt se le va la cabeza del todo. Hasta ahora no puedo ver esta escena sin que se me haga piel de gallina; en serio: es brutal. (A los que no hayan visto la serie o no pasen de la cuarta temporada, favor abstenerse del siguiente video.)


Aprovechando el éxito de la serie, que los críticos no han escatimado en elogios y calificaciones perfectas, Mezco se hizo con los derechos para reproducir la figura de Walter White en algunas variantes: pequeños peluches cabezones de Walt y Jesse, bubbleheads de Walt, llaveros y dos figuras de acción como la ley manda: la versión Heinsenberg aquí presente y su variante cocinando metanfetamina, con el traje protector amarillo. Aquí una galería con estos productos.

Por delante y por detrás. Disculpas por la calidad de la foto.

Y, bueno, la serie terminó, me parece, en agosto del año pasado y todavía no hay nada que la reemplace, y va a ser difícil. El mismo efecto que se tiene cuando se termina una buena novela. Mientras me animo a ver alguna otra serie más, me queda el consuelo de esta figura de acción: la compré en Barcelona a 21.50 euros, los 21.50 euros mejor invertidos, en una tienda especializada en esta clase de productos (oh, cómo entraño Norma Comics).


Meta azul y revólver inamovible.

Este Heisenber no pasa de los 17 centímetros de altura y, por desgracia, como si los de Mezco se hubiesen apresurado para sacar el producto final (recuérdese que la figura se anunció a mediados de 2013, poco antes del final de la serie), ¡no tiene puntos de articulación! Es una figura rígida, incluso el revólver de la mano derecha está adherido al resto. Sin embargo, no molesta en demasía este detalle, no entiendo bien por qué: es como si a Heisenberg no se le pudiera ver en otra posición, como si su actitud inmóvil fuese la correcta para el hombre que camina derecho a la perdición.

  

Para compensar la inmovilidad, la figura viene con varios accesorios: una bolsa transparente de la metanfetamina azul, que calza perfectamente en la mano izquierda; una maleta de gimnasio cuyos miles de dólares se desbordan (si mal no recuerdo, del episodio en que Hank le ayuda a Walt a mudarse y este le dice que tiene half million in cash); como accesorios también cuentan el sombrero achatado de ala corta y las gafas, indicadores infalibles de que estamos frente al álter ego de Walter White, pues sin ellos nos enfrentamos al profesor de química que se rapó la cabeza por cáncer. El esculpido no tiene desperdicio, creo yo.




I am the one who knocks!

Extraño la serie; pasará un buen tiempo hasta que encuentre otra que me apasione igual. Me han dicho que The Wire es increíble, habrá que darle una oportunidad; Los Soprano tampoco he visto. Mientras tanto, a seguir añorando aquellos momentos pasados en los que fue excitante ser testigo del descensus ad inferus de un hombre común y corriente.

Bryan Cranston admira su figura de acción, en el Comic Con de San Diego de 2013, en el siguiente video:

Get More: 

jueves, 9 de enero de 2014

El Espantapájaros, versión de Alex Ross



El Espantapájaros, conocido como Scarecrow en inglés, es uno de esos villanos ambiguos de Batman, que si bien tiene su atractivo (los gases venenosos, los juegos mentales), siempre da la impresión de ser un débil oponente para el Caballero de la Noche, de esos que se derriban con un solo puñetazo en la mandíbula, si es que se logra llegar hasta ella, claro está.





Y esta figura de DC Direct, esculpida por el intachable Alex Ross, transmite esa sensación de fragilidad: basta ver lo delicado de su torso, la contextura de adolescente rechazado, sus extremidades como patas de cangrejo, su posición casi suplicante... No, según se ve, el Espantapájaros no es un villano de cuidado; sin embargo...



Sin embargo, tras un detallado análisis de la figura se entiende lo que Alex Ross quiso hacer: obviamente el Espantapájaros no es un villano que intimide con el físico, como Bane; la intención de Ross era crear una figura amenazante del tipo slasher movie, ya saben, como Jason Voorhees o Mike Myers, un asesino psicológico y físico que amenace desde las sombras, de los que aparecen de pronto en la pantalla para darte un susto y luego hundirte el cuchillo hasta los pulmones.




De ahí que su rostro transmita esa impresión de muerte enmascarada, su atuendo sea uno genérico, como los de los asesinos de los filmes mencionados. Claro que el Espantapájaros no asesina así, él te somete en un mundo de terror con sus químicos, de ahí que incluya un pequeño tubo de ensayo. Esta figura de acción también viene con una cabeza intercambiable: el rostro del doctor Jonathan Crane (de la que lamentablemente no tengo fotos), con sus lentes y una apariencia muy similar a la Egon de los Cazafantasmas.


Incluye también  un stand, el mismo que viene con la colección de DC Justice y que puede verse en estas otras figuras: Lex Luthor y Brainiac. La verdad, el stand es horrible y poco ayuda para que la figura se mantenga en pie, yo no sé cómo es que la gente de DC falla tanto siempre cuando se trata de lucir a las figuras. En fin.

Las fotografías son de mi amigo Jaime Villacís.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...